Taller Intensivo Eneagrama

¡¡¡¡¡ No te pierdas esta nueva cita con la herramienta definitiva que puede cambiar tu vida!!!

Conoce el mapa que te mostrará la forma de encontrar el auténtico sentido de tu vida, el mapa en el que descubrirás con claridad, la forma de sacar a la luz tus potencialidades, tus frenos, y el camino a seguir para trascenderlos.

El mapa con el que entender lo que te rodea y a quien te rodea, la herramienta con la que tus relaciones, personales, familiares, profesionales… darán un giro a la excelencia.

¡¡¡¡ Conferencia gratuita: 16 de Noviembre de 2018 a las 19.30!!!!!

CURSO INTENSIVO INICIACIÓN AL ENEAGRAMA (16 Horas)

Dirigido a: Todas aquellas personas que quieran trascender el sufrimiento resultante de seguir los mandatos de la Personalidad, descubriendo los mecanismos inconscientes que nos anclan a él y descubriendo el camino hacia la propia esencia.

Personas interesadas en mejorar todos sus ámbitos relacionales, al descubrir las motivaciones profundas de las personas con las que se relacionan, y la esencia armoniosa y amorosa que se esconde detrás de cada uno.

Personas cuyo trabajo requiera del conocimiento profundo de la Personalidad humana (terapeutas, coach, docentes, escritores, actores, coordinadores de equipo, selección de personal…)

Programa:

Sábado 17 de Noviembre de 2018.

  • Entrega de dossier y material
  • Test corto pre-identificación (omitiendo resultados)
  • La auto observación sin juicio como camino a la aceptación.
  • El cerebro Triuno: Triadas dentro del Eneagrama
  • Las 9 pasiones
  • Las 9 fijaciones
  • Introducción a los 9 tipos

Descanso

  • Las Variantes Instintivas
  • Los subtipos

Comida

  • Jugando con el Eneagrama (reconocimiento de tipos en la sociedad)

Descanso

  • La pirámide de los Niveles Neurológicos aplicada al Eneagrama
  • Pirámide de Niveles Neurológicos de cada Eneatipo

Domingo 17 de Junio de 2018.

  • Introducción a las Ideas Santas y Virtudes de cada Eneatipo

Descanso

  • Caminos de Integración y Desintegración

Comida

  • Meditación: Abdicación de la Personalidad
  • Ejercicio vivencial de Abdicación y Entrega de Diplomas.

Facilitadora:

Rosa Ruiz Salmerón, creadora del blog Pharo de Logos, redactora en diversos blogs de crecimiento personal (Evolución consciente, Triskelate, Barcelona Alternativa, Remedios para el Alma), profesora de Mindfulness, Inteligencia Emocional y Desarrollo personal basado en Programación Neurolingüistica y Eneagrama, mentora.

El curso incluye:

  • Dossier de 80 páginas a todo color
  • Material de trabajo (folios, bolígrafo, pos-it….)
  • Diploma
  • Tres meses de consultas vía mail con la facilitadora

Inversión: 120 Euros

Fecha y Lugar:

Arendel: Calle Hermanos Ibarra 6 local, 50001 Zaragoza. Tel: 876 700 695/ 697 42 34 71

Conferencia gratuita: 16 de Noviembre de 2018 a las 19.30

Curso: Sábado 17 de noviembre de 10 a 14:30 y de 16 a 20

Domingo 18 de 10 a 14:30  y de 16 a 19

 

Anuncios

Curso Desarrollo Personal Holístico

La auténtica plenitud, el auténtico Sentido de la Vida, consiste en la autorrealización de nuestro propio SER…

Descubre los mecanismos del perfecto sistema holístico que forman tu esencia, tu cuerpo, tu mente, tus emociones, tu energía, tu personalidad…

Y la interrelación con las Leyes Universales que nos gobiernan

 

CONFERENCIA GRATUITA. SÁBADO 8 DE SEPTIEMBRE 17.45

Curso de Octubre a Junio.

Jueves de 17 a 18.30

Lugar Arendel, Hermanos Ibarra 6 Zgz

Imparte: Rosa Ruiz Salmerón

Inversión 55 E/ mes

Programa

Ego, Desapego, Incertidumbre

Expectación Vs Expectativas, Reaprender

PNL, presuposiciones, Percepción, mapa de la realidad, programas

Aportaciones del budismo: Consciencia, Amabilidad, compasión…

Emociones complicadas: Ira, miedo, ansiedad…

Frenos: Juicio, Norma, Razón, Vergüenza, Merecimiento

Rendición y Aceptación

Pensamiento: Estructura, flexibilidad, reprogramación

Pirámide de Niveles Lógicos

Creencias limitantes de la prosperidad, cambio de creencias

Fortalezas y Debilidades, entre el miedo y el amor

Empoderamiento

Necesidades básicas, alquimizar tu vida, salir de la zona de confort

Niño interno, nacimientos complicados,

EL perdón, Ley del espejo

Mitos de amor, lenguaje del amor, amor abundante, soltar desde el amor

El dharma, el camino del héroe

Eneagrama

Los chakras, equilibrar sagrado femenino y sagrado masculino

Inspiración y Sincronicidad

Kybalion y leyes universales, ley de atracción

Maestría, ego espiritual,

Habilidades sociales y espiritualidad

Las 12 revelaciones,

El juego de la Oca camino iniciático

El pequeño tipo 5

Entender a fondo las personalidades de nuestros hijos nos aporta la serenidad necesaria para construir relaciones más sólidas y sanas.

El Eneagrama es una excelente herramienta para conocernos, conocer a nuestros hijos y encontrar el camino del entendimiento y el amor, extrayendo de nuestra relación los aprendizajes que ambas partes necesitan y pueden ofrecerse mutuamente.

Vamos a conocer hoy al niño 5 y como interactúa nuestro propio eneatipo con el suyo.

El mini observador

El niño 5, al igual que su vecino 4, se siente abandonado, siente que sus necesidades son frustradas, bien por desatención, bien por intromisión…

Para él hay una ausencia de atención (lo que puede venirle incluso de la estancia en incubadora), que le lleva a construir una imagen de poca importancia, acompañada de un físico, a menudo, poco enérgico.

Se vuelven hacia el interior resignándose a pensar que vincularse con los sentimientos es menos útil que vincularse con el pensamiento.

Son tremendamente observadores y les encanta conocer el mecanismo de las cosas, bastante más que conectar con las personas que le rodean.

Tienen pocas relaciones pero siempre tienen un mejor amigo con el que charlar

No son dados al contacto físico por lo que permitidle expresar su amor, de la forma que necesite, es la mejor manera de que esta actitud no degenere en algún tipo de fobia.

Si ya le cuesta entrar en contacto con sus emociones, obligarle a asociar contacto físico excesivo, con amor, no va ayudar a su salud emocional.

Es un niño independiente y autosuficiente que necesita sus espacios y sus tiempos, lo que no significa que no necesite TODAVÍA MÁS un esfuerzo por tu parte para encontrar un tiempo y un espacio en el que puedas demostrarle QUE SI IMPORTA, QUE SU OPINIÓN Y SU PRESENCIA. SÍ SON IMPORTANTES PARA TI.

Le encanta coleccionar cosas, sus tesoros….

En la escuela son curiosos y trabajadores, pero su cerebro es muy racional y no suelen mostrar signos de creatividad. No se sienten a gusto siendo el centro de atención y prefieren las actividades que no sean grupales, les va bien el trabajo en pareja.

Le sientan bien las excursiones donde puede observar y aprender cosas nuevas, y es muy recomendable, que hagan algún tipo de actividad física en grupos pequeños.

Lo que le mueve:

Al niño 5 le encanta pensar, deducir, necesita que respeten su independencia, su libertad y su privacidad.

Le encantan los libros y las personas adultas que tengan algo que enseñarle.

Para mantener su independencia y su aislamiento, desde muy pequeño aprende a auto abastecerse, a reducir sus necesidades para no pedir y con ello no estar obligado a dar.

Lo que detesta:

No le gustan los conflictos, menos aún los dramas emocionales donde la razón brilla por su ausencia.

No le gustan los cambios de hábitat, ni en casa ni en el colegio, ya que debe volver a aprender el “funcionamiento” del nuevo sistema, tiene que volver a encontrar su sitio, volver a construir el nido…

Lo que teme:

Ser invadido, controlado o expuesto

A confiar en alguien y que le falle

Al abandono

A las emociones

Lo que le tranquiliza:

Necesita sentirse respetado, escuchado, que hacéis el esfuerzo de entenderle.

Que le deis las explicaciones que os pida, para él es importantísimo saber qué está ocurriendo y por qué

Sus puntos fuertes: 

La paciencia, la racionalidad, la tenacidad, la curiosidad, el centramiento.

La honestidad, la lealtad, la objetividad.

Sentido del humor.

Sus puntos débiles: 

Las relaciones sociales

Falta de habilidades sociales y emocionales

Frialdad

Como ayudarle:

Necesita aprender a conectar con su cuerpo y con sus emociones pero respetando su deseo de no ser el centro de atención, así que el teatro no es la mejor idea.

Las excursiones le van genial, y la naturaleza es un buen lugar para hacer trabajos emocionales grupales, así que puedes preparar alguna excursión con algunas personas más, que sean de su confianza, y hacer dinámicas de inteligencia emocional.

Si se sabe comprendido estará más que dispuesto a que le enseñéis a entender, y comprender, que otras personas necesitan de él algo más de reciprocidad, pero si intentáis que lo aprenda mediante el chantaje emocional conseguiréis el resultado contrario.

Si tienes un hijo 5 y tú eres…..:

 Progenitor 1:

Os parecéis mucho y entre vosotros es difícil que haya conflictos mientras el niño aún sea pequeño y tengas cosas que enseñarle.

Tu pequeño es ordenado, trabajador y no da problemas así que tú estás encantado.

Ambos controláis en exceso las emociones por lo que vuestra relación puede ser tan fría como sólida.

Algo que te incomoda mucho de tu hijo, es su falta de tacto que, a veces, resulta POLÍTICAMENTE IMPERFECTA, pero imponiéndote no vas a conseguir nada.

Por otro lado cuando aumente sus conocimientos y vuestros debates adquieran mayor profundidad, puedes tener problemas con tu habitual “Tengo razón”, porque a razón y conocimiento no vas a ganarle a un 5…

Progenitor tipo 2:

¿Dónde se ha visto un niño que no necesite a su progenitor/a? No das crédito…. Te ha salido un niño auto suficiente, callado, solitario, casero…. ¿y ahora qué?

La buena noticia, SÍ TE NECESITA, la mala, no como a ti te gustaría…

Él tiene fobia a quedar en deuda y tú a que no te deban… como siempre, el camino de en medio es la solución…

Tu hijo necesita que le ames SIN INVADIRLE, SIN FORZARLE, SIN DEMANDARLE…

Y nadie mejor que tú para enseñarle, CON MUCHA CALMA, lo gratificante del compartir, de amar y ser amado…

Progenitor tipo 3:

Sois muy distintos, por lo que es imprescindible que hagas un hueco en tu agenda, pongas la función UNA VEZ A LA SEMANA, si son 2 mejor, y realices con él algún tipo de actividad que os permita, y obligue,  pasar tiempo juntos.

Tu hijo te va a sorprender con su capacidad de análisis y seguro que el dedicaros un tiempo periódico, solo para vosotros (tu talón de Aquiles), consolida un vínculo emocional importantísimo.

Es importante que permitas que sea él el que escoja la actividad.

Progenitor tipo 4:

Estáis juntitos en el Eneagrama, pero lo que une es la necesidad de recluiros en soledad… esto no va a hacer que las diferencias, que son enormes, sean menos evidentes, pero al menos os permitirá daros un respiro mutuo.

Deja de intentar que tu hijo perciba el mundo de una forma tan dramática e intensa como tú, y escucha de vez en cuando lo que tiene que decir porque tienes a tu lado un pequeño sabio.

Por otro lado, no puede encontrar mejor maestro emocional que tú. Si aprendes a expresarte desde la lógica, tu hijo puede, como si de un libro te trataras, desentrañar, gracias a ti, el vasto universo de las emociones. Utilizar metáforas te ayudará.

Progenitor tipo 5:

Os parecéis tanto que no necesitáis ni hablaros, de hecho no necesitáis ni compartir espacio…. errorrrr.

Ambos valoráis la independencia que el otro le ofrece, pero no debes olvidar que tú y tu actitud van a ser sus modelos del amor. Trata de recordar cómo procesabas tú la falta de afecto y no repitas patrones, ya que tu hijo está esperando en su madriguera poder tener la certeza de que es amado.

Ambos amáis el conocimiento así que compartir ratos de aprendizaje, desde un documental juntos en el sofá, a visitas a museos, excursiones…

Progenitor tipo 6:

Ambos compartís la visión de un mundo poco confiable, pero mientras tú te defiendes de él formando parte, tu hijo se recluye, lo que por un lado te va muy bien para relajar tu ansiedad de que pueda pasarle algo, a la par que despierta tu miedo a que no sepa desenvolverse, de forma segura, en la vida adulta.

Respetale y no le compares con los otros, aunque en ocasiones pienses que seguir la norma es más seguro, no hay nada seguro en ser quien no se es.

Progenitor tipo 7:

No tienes problemas en respetar su espacio, todo lo contrario, das palmas!, pero ¡ay sus tiempos! Eso ya no lo llevas tan bien…. Tu hijo es lento ¿pero quién no lo es a tu lado?

Tendrás a menudo la sensación de que echa Tierra a tus sueños, ya que aunque ambos os movéis desde el pensamiento, tú estás siempre metido en planificaciones poco realistas y tu hijo es menos soñador y no dudará en hacerte saber, que tus planes son del todo irracionales.

Ambos sentís curiosidad, y tú que dominas la oratoria y tienes un procesamiento mental, puedes ayudar mucho a tu hijo a disfrutar más de la vida, pero para ello debe sentir que puede confiar en ti, algo que no siempre es posible dada la tendencia al cambio compulsivo, que te  acompaña.

La flecha que compartís es la de tu crecimiento, así que aprende de su tenacidad, de su foco, de su concreción…

Progenitor 8:

Macho alpha, debes entender que tu territorio acaba donde empieza el de tu hijo… no hay más…

Valoras su independencia y su autosuficiencia pero no llevas tan bien su tendencia a rebatirte cada vez que discrepa contigo.

Además no grita y mantiene la calma, algo que te descoloca totalmente pues el conflicto ruidoso es tu territorio.

Si consigues aceptar esto, tu influencia, y os une una flecha para demostrarlo, es de lo más valioso para tu hijo. De ti aprende el valor de ponerse en acción, de compartir…

Sabes demostrarle que puede confiar en ti y que vas a estar siempre, y eso es fundamental para él.

Progenitor 9:

Hacéis un buen tandem, él no espera de ti grandes acciones, solo tu presencia y eso es lo que mejor sabe ofrecer un 9.

Tu energía es similar a la suya y si alguna vez, en el ejercicio de tus responsabilidades, te muestras preocupado o invasivo, él te lo hará ver con un discurso ordenado que te tranquilizará y te devolverá a tu espacio como ambos deseáis, “sin olas”…

Acepta que tu hijo es menos físico que tú aunque eches de menos fundirte en un cálido abrazo…

El pequeño tipo 4

¿Quién no ha deseado un mapa de instrucciones para entender a sus hijos? Si tienes un hijo 4 sin duda alguna, si yo os contara… lo vais a necesitar.

El Eneagrama nos aporta un conocimiento bastante preciso de lo que ocurre en el interior de los niños, aunque al no haberse desarrollado por completo su personalidad actúa en forma de tendencias, que en algunos casos, son ya claramente visibles a partir de los 3 o 4 años.

Vamos a conocer hoy al niño 4 y como interactúa nuestro propio eneatipo con el suyo.

El mini individualista

El niño 4, se siente abandonado, relegado, manifiesta desde muy pequeño un sentimiento de carencia, de celos frente a otra persona, que sí tiene lo que el pequeño 4 necesita.
La envidia se origina en la frustración de las necesidades tempranas del niño y el sufrimiento crónico, es un residuo del dolor del pasado.

Hago un inciso, como madre de un pequeño 4, que es válido para cualquier madre o padre de cualquier eneatipo.

La percepción de nuestros pequeños no tiene porqué corresponderse con la realidad vivida, y en la mayoría de los casos así es. Lo que para un niño es un abandono, para otro es la independencia que le hace falta.

El eneatipo viene de serie y durante la infancia se activará ante determinados sucesos. Si tu hijo es 4 has podido no despegarte de él en 18 meses y salir un día sin él…en ese momento “se activa” el sentimiento de abandono, se pone en marcha la maquinaria, el eneatipo despega…

El niño 4 es muy sensible, muy intenso, muy lunar con altibajos emocionales muy potentes que evidentemente no sabe gestionar.

Enseguida se hace consciente de que es un niño diferente, algo que le sirve para cristalizar la baja autoestima que también trae de serie.

Tiende a aislarse y a suspirar por todo lo que no tiene y los demás sí y pasa por alto la situación contraria, con un mundo interno riquísimo, una percepción muy acertada de las emociones humanas y la mayor creatividad y sentido artístico de todo el eneagrama, el niño 4 en su aislamiento puede desarrollar cualquier tipo de arte como una catarsis de sus tormentas internas.

Aunque empatiza de maravilla con cualquier persona y siempre está dispuesto a relacionarse de forma muy íntima, su lado trágico, su sensación de falta de merecimiento y su miedo al abandono, hacen que le resulte complicado mantener las relaciones.

No cuida de sus amigos porque piensa que es él quien necesita ser cuidado, está demasiado inmerso en sus mareas como para ser proactivo en el mantenimiento de las amistades, que habitualmente se cansan de tanta intensidad y de tener que ir detrás de ellos…lo que alimenta su sensación de soledad.

Las mascotas son para ellos grandes ayudas, establecen un vínculo muy fuerte con los animales y sufren su pérdida con mucha intensidad.

Pueden tener problemas de socialización en la escuela, donde sienten más que en otro lugar, al estar rodeados de pares, lo diferentes que son. Al pertenecer a la triada de las relaciones esto puede conducirles al fracaso escolar, y a una vez más, a disminuir su precario autoconcepto.

No llevan bien el trabajo en equipo ya que les cuesta encontrar su lugar, y prefieren el trabajo conjunto con el profesor, aunque dependerá mucho del tipo de profesor que les toque, si este sabe reconocer su sensibilidad el niño 4 reaccionará muy positivamente.

Lo que le mueve:

Al niño 4 le mueven las emociones, el mundo interior, la conexión profunda con las personas, llegar al fondo de las cuestiones…

Lo que detesta:

Lo ordinario, las normas sociales, la realidad, que le comparen con otros, que no le escuchen, los gritos…

Lo que teme:

No ser “salvado”, amado en su originalidad, no encontrar su sitio.

Que le evalúen y se den cuenta” de lo poco que vale”

Lo que le tranquiliza:

La PRESENCIA ( el 4 detecta perfectamente cuando no estás realmente presente aunque estés a su lado) de los que ama.

Los piropos hacia todo aquello que le hace diferente, su arte, su vestimenta, sus acciones.

Sentirse escuchado y comprendido

Saberse especial para alguien, y que se lo digan continuamente

Sus puntos fuertes: 

La comprensión de la naturaleza profunda de los sentimientos.

La sublimación artística

Captar la belleza.

Capacidad para defender sus opiniones, gustos, y acciones por encima de la mentalidad grupal.

Sus puntos débiles: 

Creer siempre que los demás tienen lo que el carece

Tendencia a arruinar una situación maravillosa por un acontecimiento negativo por pequeño que sea

Susceptibilidad aguda

Muy demandantes mientras muestran un aire de autosuficiencia

Amantes del drama

Poco adaptable e intolerante a la frustración

Como ayudarle:

Necesita aprender a adoptar ciertas rutinas y normas sociales, esforzarse aun cuando no le interese.

Fomentar la sociabilidad buscando un grupo en el que se sienta cómodo, por ejemplo practicando teatro, música…siempre que sean grupales.

Animarle a escribir sus sentimientos.

Enseñadle con mucho tacto a relativizar los dramas, a vivir el presente y a amarse incondicionalmente.

Si tienes un hijo 4 y tú eres…..:

 Progenitor 1:

Su agitada vida emocional, su manera particular de hacer las cosas y su tendencia a salirse de lo establecido, a menudo te resultará incomprensible e inaceptable.

Tratarás de establecer la disciplina y el orden que son “lo correcto” pero deberás suavizar tus formas si quieres que tenga alguna repercusión positiva en tu hijo.

Puede leer en ti (y en cualquiera) como un libro abierto, así que será perfectamente consciente de tus contradicciones internas a las que te confrontará sin cesar.

Os une flecha, lo que quiere decir que tú mejor que nadie deberías poder entender la herida de su drama porque es allí a donde vas cuando estás en tus peores momentos, pero también, que tú conoces el camino de regreso.

Si aprendes a empatizar con tu hijo podrás enseñarle el placer de ponerse en movimiento y realizar las cosas bien (SUS cosas, SU camino…que ES PERFECTO)

Progenitor tipo 2:

En los primeros años la compenetración será total, ambos sois muy cariñosos, el niño 4 necesita mucho amor y necesidad y amor son tus dos palabras favoritas…

Aún en el caso de que existan otros hermanos, es muy posible que el vínculo entre vosotros 2 sea el más potente, ya que sentirás que es el que más necesita de tu amor.

El problema puede surgir si tú estás demasiado ocupado en atender a cualquier ser desvalido que te encuentres en el camino, y apartes por un segundo la mirada de tu hijo , que se sentirá abandonado.

Ambos sois de establecer relaciones de dependencia y de salvador-víctima, por lo que en la adolescencia (incluso antes) cuando tu hijo necesite explorar su mundo interior y atender en exclusiva a sus necesidades la furia se apoderará de ti, con ese sentimiento que tan bien conoces de ingratitud.

La flecha que os une debe servirte para aprender de él a mirar por tus propias necesidades a la vez que te hace de espejo para entender que el victimismo y la espera de gratitud por tu ayuda “desinteresada” puede resultar insoportable.

Progenitor tipo 3:

Ocupaís lugares contiguos en el Eneagrama, lo que significa que pesa a las diferencias que existen entre vosotros, que son muchas, tenéis la energía del otro muy disponible, es decir, podéis, con un poco de esfuerzo, compartir un espacio común, posiblemente en la realización de una actividad conjunta, que no sea COMPETITIVA.

Tu hijo 4 necesita tu atención y tu tiempo, casi nada para un 3…tiene una energía lunar mientras que la tuya es solar, le gusta la intimidad y la profundidad y tu huyes despavorido ante ellas….

No es una relación fácil, pero si has sabido demostrarle tu presencia en sus primeros años, si habéis logrado un vínculo profundo, cuando sea adulto y se “pierda” en sus creaciones, puedas servirle de guía para que obtenga beneficios prácticos de ellas.

Evita en lo posible alimentar su narcisismo, porque mientras que en tu caso, esa actitud de “crack” te conlleva triunfos sociales, en el 4 produce aislamiento y snobismo.

Progenitor tipo 4:

El drama, la profundidad, la emocionalidad, la belleza, el arte… es el microcosmos en el que disfrutáis de vuestra relación. Os entendéis perfectamente pero a la vez os retroalimentáis en la negatividad y en la visión pesimista de la vida.

En este eneatipo es importante el subtipo al que pertenezcáis, ya que si solo uno de vosotros pertenece al social ( el que simplemente sufre) puede verse agredido por el otro que si es Conservación le exigirá una fortaleza que el Social no conoce, y si es Sexual volcará una agresividad que el social recibirá aumentando su vena masoquista.

Necesitáis alguien alegre y liviano en vuestras vidas, pero ¡¡¡¡tened compasión de él!!!!

Progenitor tipo 5:

Estáis contiguos en el círculo y lo que os une es vuestro deseo de mantener a salvo vuestro propio mundo, por lo que seréis respetuosos el uno con el otro respecto a vuestros espacios físicos.

Sin embargo mientras tú mantienes ese desapego en el campo emocional, tu hijo está absolutamente apegado a él, de hecho es su guía mientras la tuya es la razón.

Deja de racionalizar su comportamiento y de enclaustrarte para no verlo, porque tu hijo que necesita que le veas y le comprendas, AUNQUE NO LO ENTIENDAS (gran aprendizaje para ti, por otra parte)

En los museos tenéis un filón porque ambos vais a encontrar en él algo que os resuena mucho, por su parte arte y belleza, por la tuya conocimiento… Aprendizaje para ambos:

Para que el conocimiento se transforme en SABIDURÍA es preciso ponerle corazón.

Progenitor tipo 6:

Tu sentido de pertenencia y de sacrificio y responsabilidad por los tuyos es algo que el niño 4 aprecia muchísimo y que le aporta la seguridad de sentirse amado.

Una fuente de conflictos es tu sentido normativo de la vida y la racionalización con la que pretendes imponerlo, el 4 tiene su propio camino y no le vas a convencer de lo contrario por bien expuestos que estén tus argumentos.

Ten cuidado a la hora de emitir “sentencias” porque su autoestima es muy frágil y su autoconcepto negativo se nutre de la crítica.

Aprovecha cuando aun sea pequeño para ayudarle a cultivar valores grupales, pero respetando en todo momento sus propias necesidades.

En su adolescencia va a profundizar en su individualidad, no lo vivencies como una deslealtad y dale su espacio, es la mejor manera de conservar el vínculo.

Progenitor tipo 7:

Relación de “máster”…doy fe. Puede ser absolutamente enriquecedora para ambos o un auténtico infierno (algo que a ti te aterra pero dónde él se mueve como pez en el agua, así que tú verás)

Las palabras profundidad, sufrimiento, encierro… son para ti disparadores para salir corriendo, mientras que son para él su forma de vida.

NO PUEDES HUIR DE TU HIJO, así de simple, cuanto antes lo aceptes mejor… así que apelo a tu pragmatismo para que encuentres la mejor solución, que pasa por hacer un parón en tu ajetreada vida, mirar a tu hijo en la profundidad de sus ojos y aprender de él a amar, a amar de verdad.

Ambos sois muy creativos y ahí es donde os podéis encontrar, aprended jugando o creando, tú a llegar a la profundidad de las cosas, él a hacerlas con alegría, pero no enfurezcas cuando no lo consigas.

Recuerda que cuando está mal y te reclama NO BUSCA TUS SOLUCIONES, solo TU PRESENCIA (también mental y energética).

Progenitor 8:

Caaaalmaaaaa. ¡No le grites!

Te exasperará lo que tú consideras debilidad y un exceso de vulnerabilidad, sus tiempos lentos, su orientación al pasado, y tratarás de “curtirle”. ¡Errorrr!!!

Tienes un estupendo maestro para aprender a aceptar tu propia vulnerabilidad y para respetar la de los demás.

No corras al colegio en plan matón cada vez que tu hijo vuelva a casa triste por algún acontecimiento, ni le exijas que “se defienda como un hombre” porque él no es así.

Busca sus propias fortalezas, que las tiene, y pónselas de manifiesto, en lugar de estar todo el día imponiéndole tus puntos de vista, porque puedes dañar aun más la baja autoestima que trae de serie.

Por otro lado su individualidad y su estar por encima de las normas sociales, es algo de lo que te sentirás muy orgulloso.

Progenitor 9:

Tu buenismo y tu “dejar hacer” es algo que tu hijo valora, pero os separa el conflicto.

Él vive siempre en conflicto con sus propias emociones, su estado de ánimo es altamente cambiante, algo que odias profundamente, y si de profundidad hablamos, te cuesta barbaridad entender lo profundo de sus sentimientos.

¡Olvida las frases hechas positivistas! A tu hijo le vas a parecer banal, frívolo… algo que desprecia en las personas.

Tienes ante ti un gran maestro emocional, alguien a quien seguir en el camino de conectar con las propias emociones y necesidades, no lo desaproveches mirando hacia otro lado…

Con tu comportamiento pasivo-agresivo vas a alejarle, y si entras en el rol de víctima más, ya que para él es impensable que puedas sentirte víctima desde la superficie de tu mar en calma cuando él habita en el mismo centro de un tsunami.

Si logras profundizar, desde ahí, y solo desde ahí, puedes aportarle una visión más positiva de la vida.

El pequeño tipo 3

El Eneagrama nos aporta un conocimiento bastante preciso de lo que ocurre en el interior de los niños, aunque al no haberse desarrollado por completo su personalidad actúa en forma de tendencias, que en algunos casos, son ya claramente visibles a partir de los 3 o 4 años.

Recurrir a este mapa es una gran ayuda para padres, cuidadores y profesionales de la educación.

Vamos a conocer hoy al niño 3 y como interactúa nuestro propio eneatipo con el suyo.

El mini éxitos

El niño 3, siente que sólo es valorado, y por tanto querido,  en función de sus comportamientos y no de su identidad, por lo que enseguida aprende el arte de hacer las cosas de modo eficaz para conseguir el reconocimiento del otro, y claro, el amor del progenitor.

Su máxima es “sólo el que gana es digno de amor”

Es un niño práctico, enérgico y muy ambicioso, le encanta ser el centro de atención por sus triunfos, para los que no escatima en esfuerzos, y es aficionado a mostrar objetos que demuestren cierto estatus, como ropa de marca, el último juguete de moda…

Muy competitivo, necesita siempre ganar y pone toda su energía para ello.

Pero los éxitos no son suficientes, necesita exhibirlos, necesita que todo el mundo sepa que es el mejor (cómo sino le van a querer…)

En clase suelen ser lideres, los típicos capitanes de equipo o capitanas de animadoras de las películas estadounidenses.

Trabajan bien en equipo pero llevando la voz cantante y pese a su arrogancia encuentran siempre soluciones rápidas al estar tan enfocados a los resultados.

Apegadísimo a la imagen que quiere transmitir en cada momento (la que le acerque a ser “lo más” donde quiera que vaya) cada vez se desconecta más de su propia esencia y es esclavo de sus miles de máscaras.

Proyecta seguridad en su manera de moverse, de hablar (experto en oratoria) y aunque la vanidad está muy presente son personas muy carismáticas que suelen tener un gran grupo de seguidores a los que seduce sin despeinarse.

Lo que le mueve:

El niño 3 busca conseguir lo que tienen los demás, quiere ser el que sobresalga en cualquier circunstancia, y busca ser continuamente admirado por sus logros, sus pertenencias y su imagen.

Lo que detesta:

La inactividad, la lentitud, la mediocridad.

Lo que teme:

Teme no ganar o que sus éxitos no sean reconocidos

Teme las críticas de las personas “importantes”.

Teme conectar con las emociones que pueden hacer que pierda la concentración en lo que de verdad importa, “ganar caiga quien caiga”

Lo que le tranquiliza:

Que reconozcan su esfuerzo, sus méritos y sus triunfos

Sentirse apoyado, manteniendo su independencia, por los miembros de su familia

Sus puntos fuertes: 

El esfuerzo y la energía que pone en todo lo que hace.

La capacidad para liderar equipos y hacer que estos obtengan los mejores rendimientos de una forma grata.

Entusiasta, optimista, alegre, divertido, seductor.

Eficaz y con gran capacidad para sortear obstáculos y adaptarse a las demandas del ambiente

Grandes dotes de comunicación

Sus puntos débiles: 

El fin justifica los medios, por lo que a menudo miente o hace trampas si lo considera necesario para obtenerlo que quiere.

Superficialidad en sus relaciones que son a menudo mercantilistas

No conecta con sus emociones ni con los de los demás.

Como ayudarle:

No alimentar en exceso su competitividad y enseñarle a disfrutar de los procesos independientemente de los resultados.

Es importante fomentar la inteligencia emocional en ellos y la importancia de amarse a uno mismo en cualquier circunstancia, por lo que es bueno que le felicitéis sobre todo cuando haga algo simplemente por el placer de hacerlo.

Evitad en lo posible, presumir de sus logros en público, aunque sea lo que más desee, si no va acompañado de frases que valoren su propio Ser y Sentir.

Si tienes un hijo 3 y tú eres…..:

 Progenitor 1:

Tenéis mucho en común como el esfuerzo constante en conseguir los mejores resultados, pero lo hacéis desde distinta necesidad, buscando diferente ganancia, y con otros métodos.

Tú conoces la manera “más correcta” de hacer las cosas, y él la “más rápida”, intentarás imponerle tu forma de hacer y él competirá por demostrarte que su manera es mucho más eficaz que la tuya…

Tú, mejor que nadie debes enseñarle que no todo vale para conseguir el triunfo, pero debes hacerlo desde el amor y no desde el sermón moralista al que estás tan acostumbrado.

Él puede ayudarte a disfrutar de las relaciones, a aliviar tu rigidez y a demostrarte que la vida puede ser apasionante.

Progenitor tipo 2:

En los primeros años todo va a ser un camino de rosas, tú estarás encantado de valorar sus triunfos y exhibirle y él estará encantado de ofrecerte su gratitud incondicional, por lo que vuestra relación egóica será idílica.

Pero conforme vaya alcanzando independencia y sus metas se encuentren lejos del hogar puedes sentirte muy abandonado y traicionado y llevar muy mal la separación, es importante que desde pequeño no alimentéis una relación de excesiva dependencia.

Progenitor tipo 3:

Sois idénticos, compartís objetivos, tiempos, creencias y objetivos.

Ambos obtenéis en el otro el reconocimiento y la admiración que tanto anhelais, así que mientras sea pequeño, todo irá sobre ruedas.

Pero es en este periodo donde debéis encontrar un tiempo de calidad para estar juntos alejados de vuestras responsabilidades y de vuestra vida social, podéis hacer excursiones de fin de semana donde compartáis actividad física (ninguno podéis estar” perdiendo el tiempo”) que no conlleve competir.

Este vínculo será importantísimo porque conforme vaya haciéndose adulto, es más que probable que entréis en dura competición (sobre todo si sois del mismo sexo o/y os dedicáis a lo mismo)

Progenitor tipo 4:

Tú estás absolutamente asombrado de la falta de sensibilidad de tu hijo mientras que él no puede entender tu falta de pragmatismo y tu orientación a enfocarte en el problema en lugar de en el resultado.

Vuestros ritmos son opuestos así como lo que buscáis en las relaciones, pero ambos, aunque de forma opuesta también, anheláis ser el centro de atención y ambos competís por la mirada ajena.

Puedes enseñarle el valor de lo auténtico y puedes aprender de él el valor de la alegría, de la socialización y del trabajo en equipo.

Progenitor tipo 5:

Tu refugio es tu soledad mientras que el suyo son las relaciones, para ti loe éxitos que no están relacionados con el campo intelectual son frívolos e indignos de reconocimiento, por no hablar de que estás tan metido en tu mente, que no ves los esfuerzos del niño 3 en perseguir tu aprobación, cada vez que exhibe ante ti uno de sus triunfos.

El mensaje que recibe es que si no amas sus éxitos, no le amas a él.

Si no estableces un vínculo fuerte mientras sea pequeño, la separación en la adolescencia y en la vida adulta será total, tu encerrado en tu mente y él en la sociedad competitiva, no tendréis ni tiempo, ni espacio, ni necesidad de estar el uno con el otro.

Progenitor tipo 6:

Sois muy diferentes pero os une una flecha, lo que significa que hay un aprendizaje para ambos.

Tú puedes enseñarle el valor de la lealtad y él puede enseñarte confianza.

Necesita desde pequeño que confíes en él, que valores sus triunfos y no te pongas siempre del lado del perdedor, y que le concedas independencia a pesar de tus miedos.

Tu sentido de pertenencia junto con su gran sociabilidad os permite disfrutar de reuniones familiares donde cultivar la parte emocional de la que los dos estáis bastante desconectados.

Visitad a los abuelos es una buena actividad en común, a él le darán amor incondicional y el reconocimiento que precisa y tú podrás relajar tu hipervigilancia, al sentirte en zona segura.

Progenitor tipo 7:

Ambos sois optimistas, activos, sociales e independientes. de la misma forma que desconectados emocionalmente y muy egocéntricos y narcisistas.

Debes aprender de tu hijo a no tirar la toalla al mínimo obstáculo y él debe aprender de ti a disfrutar de manera más hedonista, olvidándose del resultado.

Necesita que bajes de tu nube y le mires, y le admires, y le felicites, porque de otro modo aumentarás de forma abrumadora su necesidad de reconocimiento en la edad adulta.

Pero recuerda hacerlo con independencia de si gana o pierde, si hace o siente…

Ambos disfrutáis de la acción y la conversación, aprovecha para crear un vínculo fuerte cuando aún sea dependiente porque después vuestra mutua necesidad de independencia puede hacer que la distancia entre vosotros sea insalvable.

Progenitor 8:

Los dos sois muy activos y ambos os esforzáis mucho en el trabajo, por lo que el niño va a sentirse apoyado en su búsqueda concienzuda de obtener resultados.

Además tú estás encantado de que tu cachorro sea el mejor cazador en su hábitat, pero la competitividad de ambos se despertará en cuanto intentes imponer tu jerarquía y tu manera de hacer las cosas.

Ambos necesitáis conectar con vuestro lado emocional y vulnerable y parar un poco el ritmo, así que compartir sesiones de mindfulness, yoga o similares puede ayudaros a tener un vínculo más suave y a expresar mejor vuestros sentimientos.

Progenitor 9:

Compartís flecha y es para tu propio aprendizaje, tu hijo necesita actividad e implicación y es un modelo de decisión y autonomía.

Tus ritmos lentos, tu falta de ambición, y tu narcotización le parecen una falta de amor por tu parte, así como tu resistencia pasivo agresiva al cambio.

Tu hijo va a tirar de ti y puede, literalmente, traerte al mundo de los vivos, pero si no aprovechas la oportunidad cuando aun es pequeño, en cuanto alcance cierto grado de autonomía va a emprender un vuelo que le llevará muy lejos de ti y de tu inacción.

El pequeño tipo 2

Conocer a nuestros hijos, sus necesidades, y la mejor manera de relacionarnos con ellos, no siempre es fácil.

El Eneagrama nos aporta un conocimiento bastante preciso de lo que ocurre también en el interior de los niños, aunque al no haberse desarrollado por completo su personalidad actúa en forma de tendencias, que en algunos casos, son ya claramente visibles a partir de los 3 o 4 años.

Vamos a conocer hoy al niño 2 y como interactúa nuestro propio eneatipo con el suyo.

El mini servicial

El niño 2 desarrolla, casi con total seguridad, una infancia edípica, donde desea ser con todas sus fuerzas, el “elegido” por su progenitor. Van creciendo con la creencia de que son especiales, que tienen algo que los demás no tienen y que además, allí están ellos para ofrecerlo.

Interpreta que la forma de recibir amor pasa por dedicarse a los demás, y desde muy pequeño se pondrá a ello con fervor.

Es un niño, y será un adulto, para el que el amor es la necesidad básica de su vida, por lo que enseguida aprenderá a detectar las necesidades de los demás para satisfacerlas y de ese modo sentirse querido.

Utiliza muy a menudo la seducción y la adulación., siendo muy sensible al contacto físico y dando y demandando muestras continuas de ello: abrazos, besos, sonrisas…

Muy hablador y necesitado de relaciones sociales no le gusta la soledad, por lo que tiene muchos amigos, aunque será dado a elegir uno como mejor amigo.

En clase intentará seducir a sus profesores para ser el preferido, e intentará hacerse el líder de su clase mediante la seducción. Al ser tan habladores es posible que pierdan de vista la parte académica por estar tan volcados en la parte relacional.

Aunque su generosidad es genuina, necesita obtener el reconocimiento por ella y, obtener a cambio, aprobación y ciertas ventajas.

Lo que le mueve:

El niño 2 necesita sentir que no va a ser abandonado por lo que busca continuamente hacerse indispensable para el otro, de tal forma que no pueda, bajo ningún concepto, ser reemplazado.

Lo que detesta:

Sentirse solo, que no se le reconozca lo que hace por los demás (aunque cuando se lo agradezcas ponga una vocecilla seductora y le quite importancia…. es puro teatro), que no le den mimos, no poder comunicarse, que le riñan en público, no ser el centro de atención….

Lo que teme:

Ansiedad por separación, miedo al rechazo sobre todo a que rechaces su ayuda o sus ofrecimientos, ya que es su forma de pedirte amor, por lo que si no la aceptas interpreta que no sabe ganarse tu amor.

Teme los gritos, las humillaciones públicas, que le corrijan…

Lo que le tranquiliza:

Que le valoren, especialmente las personas más cercanas.

Tener una larga lista de contactos con los que poder relacionarse

Sus puntos fuertes: 

Muy empático, con gran capacidad para detectar las necesidades ajenas.

Le encanta ser cariñoso y dulce por lo que la convivencia es fácil con él.

Tiene espíritu de sacrificio y de ayuda (que debe aprender a darlo sin actitud mercantilista)

Dotes de comunicación y gran sentido del humor, grandes habilidades para el teatro.

Sus puntos débiles: 

Necesita demasiada aprobación y atención y tiene problemas para decir que no, sobre todo a personas externas al núcleo familiar.

Desde pequeño aprende a utilizar la manipulación y el chantaje emocional y se muestra airado ante la ingratitud de los demás.

Como ayudarle:

Es fundamental que aprenda a pensar en sí mismo de manera abierta y no como un deseo inconsciente, y a saber que es digno de amor por el simple hecho de existir

Debe aprender también a decir no y a no esperar siempre un reconocimiento por sus acciones, por lo que es importante demostrarle amor cuando está haciendo algo para sí mismo.

Es el tipo menos intelectual del eneagrama por lo que es bueno fomentar en él, el gusto por la lectura y por actividades en las que disfrute con su propia compañía.

Debes ser cuidadoso también en no inflar su narcisismo y en enseñarle a tener su propia autonomía y a respetar la de los demás.

Si tienes un hijo 2 y tú eres…..:

 Progenitor 1:

El niño 2 se va a dejar la vida intentando conseguir tu aprobación, eres todo un modelo de virtudes y tu hijo va a seguirte ciegamente, pero necesitas ser menos rígido y mostrarle más tus sentimientos.

Ya sabemos que nunca nadie (tú el primero) es lo suficientemente perfecto para ti, pero recuerda que cada vez que le exiges mayor perfección a un hijo 2, este interpreta que aun no es digno de tu amor y alimentarás su necesidad de buscar aprobación en la actuación para los otros.

Por otro lado si hay alguien que consiga ablandarte es un hijo 2, así que aprovecha y conecta más con tu lado emocional.

Progenitor tipo 2:

Los puntos fuertes de vuestra relación son la comunicación y la emocionalidad, os vais a entender perfectamente y vais a daros el cariño y la comprensión que necesitáis. El problema está en que ninguno respetáis los límites del otro, algo que os desespera.

A ninguno de los dos os gusta que os digan cómo tenéis que vivir vuestra vida, así que dejar ese espacio como algo sagrado.

Los dos debéis aprender a recibir y no solo a dar. Una actividad que podéis compartir es ir juntos a recibir un masaje, o clases, o algo que implique sólo recibir sin dar nada a cambio.

Progenitor tipo 3:

Compartís sociabilidad, actividad, alegría y el gusto por rodearos de personas exitosas, así como la necesidad de ser el centro de atención.

Pero mientras que tu hijo va buscando que le quieran y establecer un contacto de mayor intimidad y emocionalidad, tú estás enfocado en la practicidad de las relaciones.

Tu hijo necesita mayor afectividad por tu parte, y sentir que es más importante para ti que tus compromisos sociales y laborales.

Progenitor tipo 4:

Mientras el niño es pequeño os vais a sentir juntos muy a gusto, compartís emocionalidad por todos los poros y ambos podéis ser muy empáticos.

Esto puede hacer que creéis una relación de dependencia, que, traerá problemas en la adolescencia, cuando el niño quiera explorar nuevos caminos y tú te sientas abandonado.

Por otro lado tu hijo es claramente optimista mientras que tú a menudo te hundes en el lado más dramático de la vida, desconectando de todos y excesivamente de tu ombligo….

Que por cierto es un buen recordatorio de la unión que tienes con tu hijo, no lo dejes de lado en tus momentos bajos.

Progenitor tipo 5:

Es mucho lo que os separa y a la vez es mucho lo que podéis hacer el uno por el otro. Tu hijo necesita tu presencia y tus muestras de amor ( y tú necesitas aprender a estar presente y a conectar con el contacto físico y la emocionalidad)

Tu carácter es altamente intelectual y tu hijo es el menos intelectual del eneagrama, pero a cambio de tu compañía, tu mirada y tus abrazos, se dejará conducir por ti a un museo, una biblioteca, un teatro…

Os toca negociar tiempos y espacios y ambos podéis enriqueceros muchísimo con vuestra diversidad.

Progenitor tipo 6:

Tu hijo confía ciegamente en ti y está encantado con tu sentido de pertenencia a la familia por lo que la relación entre ambos es bastante idílica.

Ambos tenéis el punto de vista en el exterior, tú para saber si existen peligros, si las personas son confiables y seguras, y él para ayudar, y detectar las necesidades emocionales de los demás.

Los problemas van a surgir cuando empiece a independizarse de ti y abra su abanico relacional, sobre todo si sus nuevas relaciones se alejan de tus valores.

Te encantan los límites y él no los acepta así que al crecer pueden surgir problemas de horarios…

Progenitor tipo 7:

Ambos sois optimistas, abiertos y con muchas ganas de salir de casa.

Algo que os puede traer problemas, aunque no sean visibles, es que tú eres absolutamente independiente mientras que él busca relaciones de dependencia, te vas a sentir agobiado en más de una ocasión y tu tendencia será huir (física o mentalmente) de él, algo que interpretará como una humillación y una falta de amor por tu parte.

Ambos tenéis problemas de hábitos, límites y de aceptar las cosas desagradables, así que es fundamental que tú como adulto (aunque no te guste ese papel) impongas determinados límites y hábitos. Será bueno para ambos.

Progenitor 8:

El pequeño 2 está encantado contigo y tú con él, es sumiso y a la par disfruta mucho de tu compañía y de las actividades que hacéis juntos.

Se siente absolutamente seguro a tu lado, tanto que habrá momentos que desees que sea algo más independiente.

Es probable que te desquicie que ponga tanto esfuerzo en complacer a personas externas al “clan” y que conforme vaya creciendo y separándose te pongas celoso.

Estáis unidos por una flecha en el eneagrama, lo que quiere decir, que ambos debéis aprender algo del otro. Tú a conectar más con el lado emocional y tu propia vulnerabilidad, y él a NO EXPLOTAR, de forma virulenta, cuando siente ingratitud por sus servicios.

Progenitor 9:

Ambos os sentís amados y fusionados mientras el niño es pequeño, pero en cuanto empiece a crecer, y dado que es experto en reconocer las necesidades del otro, utilizará sus artes para ir ganándote terreno e intentar imponer sus propias normas en la casa.

Los dos sufrís olvido de vuestras propias necesidades y tenéis serios problemas para decir que no, tendrás que trabajar en ti mismo ese patrón si no quieres que en el futuro tu hijo sea totalmente dependiente en sus relaciones.

Tu hijo enseguida aprende el dudoso arte de la manipulación y tú tienes una tendencia pasivo-agresiva al victimismo, si no rompes con eso, os veréis a menudo envueltos en relación víctima, verdugo desde la adolescencia.

El pequeño tipo 1

f29f524a6add6c8e36945ef4513aeab8 copia

Si en nuestras relaciones con otros adultos nos damos cuenta de la maravillosa herramienta que nos ofrece el Eneagrama, qué decir de nuestras relaciones con los niños.

Si hay algo que todo padre o madre ha deseado en su vida es un “manual de instrucciones” de cómo hacerlo lo mejor posible (algo que tiene muy interiorizado, por cierto, el pequeño con el que comenzamos la serie).

El Eneagrama nos aporta un conocimiento bastante preciso de lo que ocurre también en el interior de los niños, aunque al no haberse desarrollado por completo su personalidad actúa en forma de tendencias, que en algunos casos, son ya claramente visibles a partir de los 3 o 4 años.

El mini perfeccionista

El niño 1 suele desarrollarse en una familia donde exista un progenitor de tipo 1, y así, crece con el convencimiento de que sólo en la perfección encontraría el amor, o en una familia en la que el orden y/o la moralidad están tan ausentes, que el niño se autoproclama el reformador de esa situación, adquiriendo el rol que el entorno necesita.

Sigue leyendo

Eneagrama también en vacaciones

 

Sólo con pensar en las vacaciones a todos se nos ilumina la cara… ¿Pero por qué no siempre son tan idílicas como habíamos soñado, sobre todo cuando vamos en compañía?

Tan simple como que una vez más cada concepto tiene distinto color para cada tipo de personalidad.

Y ya que tenemos una poderosa herramienta sobre la personalidad, el Eneagrama, ¿por qué no ayudarnos de él para tener las vacaciones que mejor van con nuestro tipo?

Descubre qué lugares y actividades prefiere cada tipo de personalidad y qué cosas pueden arruinarte ese maravilloso tiempo vacacional que tanto mereces.

Eneatipo 1:
Rasgos: Muy trabajadores, ordenados, pulcros, justos, honrados, comprometidos. Personas racionales, de sólidos (y rígidos) principios, idealistas y controlados exigen la perfección a sí mismos, a las personas que les rodean y al entorno en el que se mueven.

Vacaciones ideales: Países nórdicos, Alemania, Canadá, Reino Unido… El lugar no importa demasiado, siempre y cuando las cosas sean COMO TIENEN QUE SER.

Una compañía aérea que no sufra retrasos, un hotel que esté bien limpio (el 1 es el ojo que todo lo ve, si hay una minúscula mancha en la bañera, el 1 la verá)

Qué puede arruinar sus vacaciones: Que la maleta esté mal hecha, que la azafata no sea educada, que haya niños corriendo por el restaurante, que el bistec no esté en su punto…

Eneatipo 2:
Rasgos: Servicial, cooperante, empático, tierno, cariñoso. Necesita relacionarse y ayudar continuamente a los demás. Muestran una cara afectuosa, amigable, servicial, con gestos efusivos y generosos. Tienen una terrible necesidad de seducir, de ser el centro de la mirada de todos, de ser necesitados.

Vacaciones ideales: Viajes organizados donde tengan la oportunidad de relacionarse con mucha gente, misiones (sí, el 2 se siente en su salsa ayudando a los desfavorecidos), hoteles con actividades programadas donde brillar… Al 2 no le importa el lugar donde veranear sino la posibilidad de establecer relaciones de ayuda con otros.

Qué puede arruinar sus vacaciones: Que le llamen de su casa para decirle que a fulanito le pasa algo y no está allí para solucionarlo, que le quiten el micro en la 5ª canción de karaoke, que le pongan cualquier tipo de límite a su ayuda “desinteresada”

Eneatipo 3:
Rasgos: Orientado a resultados, Capacidad de Organización, Motivador, Carismático, Pragmático, Objetivo. Necesitan tener un estatus y una alta imagen social.

Vacaciones ideales: Nueva York, Emiratos Árabes, Hong Kong… Lo importante es que tengan clase, un hotel 5 estrellas con pistas de Squash, lugares donde se reúna la gente guapa, y que queden genial en los selfies.

Qué puede arruinar sus vacaciones: Pocas cosas la verdad, porque el 3 se va a exigir disfrutarlas al máximo y, con ese carisma que tiene, solventará cualquier problema que pueda surgirle. Como es adicto al trabajo lo único que puede arruinarle las vacaciones es que no desconecte del todo y se enganche al portátil o al Iphone (porque el 3 tiene un Iphone o no es 3)

Eneatipo 4:
Rasgos: Creatividad, expresividad, seducción, empatía, drama, alta emocionalidad, originalidad, melancolía

Vacaciones ideales: París, Verona, Venecia… Arte y Amor dramático es lo que resuena con este eneatipo. Sitios románticos, especiales como él, que tengan un poso de tristeza, porque demasiada alegría les causa dolor.

Qué puede arruinar sus vacaciones: En cualquier momento y por la mínima puede aparecer el drama, pero eso forma parte de su mundo habitual, así que el hecho de que monte una escena porque su pareja miró el trasero a la camarera, del estupendo restaurante donde le ha llevado a cenar, no arruinará sus vacaciones, pero sí las de la pareja.

Eneatipo 5:
Rasgos: Perceptivo, imparcial, dotes de observación, pocas necesidades, solitario, poco dado al contacto físico y la emotividad.

Vacaciones ideales: Nada de viajes organizados ni actividades sociales, mejor un apartamento que un hotel, Londres, Praga, Viena…. Lugares con museos y bibliotecas que poder explorar.

Qué puede arruinar sus vacaciones: Que le obliguen a socializar, que quieran manejar sus tiempos, que le quieran cobrar de más.

Eneatipo 6:
Rasgos: Leales a la familia y a sus grupos de pertenencia, prudencia, imaginación, acogedores, entregados a la causa, inseguros, desconfiados.

Vacaciones ideales: Grupales, bien sea en familia o con sus amigos. Los 6 necesitan sentirse en su entorno, por eso es probable que prefieran sitios conocidos para veranear, una casa rural, el pueblo, o lugares representativos de sus tendencias ideológicas o espirituales.

Qué puede arruinar sus vacaciones: Las discusiones, los 6 se agarran firmemente a sus creencias y no las abandonan ni en vacaciones, así que hay que evitar sacar determinados temas si queremos tener unas vacaciones plácidas. Que la puerta de la habitación no cierre, que no haya caja de seguridad, que no haya farmacia cerca….

Eneatipo 7:
Rasgos: Optimista, Resiliente, Idealista, Entusiasta, Creativo, Imaginativo, Visionario, Agilidad mental y verbal, Vital, Alegre.

Vacaciones ideales: Todas, las vacaciones ya son ideales de por sí, pero si hay que elegir, cualquier lugar donde reine la alegría, el Sur es un buen destino, cualquier lugar nuevo que le ofrezca la posibilidad de explorar y encontrar nuevos placeres…

Qué puede arruinar sus vacaciones: Alguien que no pueda seguir su ritmo, alguien que prefiera dormir en vez de salir a llenarse de vida, alguien que le limite.

Eneatipo 8:
Rasgos: Francos, justos, enérgicos, objetivos, decididos, voluntariosos, trabajadores.

Vacaciones ideales: Una expedición a la montaña, submarinismo, deportes de riesgo, un viaje en caravana…

Qué puede arruinar sus vacaciones: El aburrimiento, otro tipo 8 en su mismo grupo (los 8 son los gallitos del corral y no hay sitio para dos gallos en el mismo corral), que no haya gallinitas que le persigan…

Eneatipo 9:
Rasgos: Pacientes, resistentes, acogedores, tolerantes, ecuánimes, creativos, receptivos, modestos, simbólicos, mediadores, pacíficos, perezosos.

Vacaciones ideales: Una isla paradisíaca, lugares bellos y tranquilos, un todo incluido, un crucero de lujo.

Qué puede arruinar sus vacaciones: En general son muy conformados, y es difícil que se quejen, pero detestan que les metan prisa, que les obliguen a decidir y las discusiones.

TALLER INTENSIVO ENEAGRAMA, ZARAGOZA

De la misma manera que antes de salir de casa elegimos un traje con el que lanzarnos al mundo, un traje que satisfaga las necesidades que ese día nos presenta, al nacer, desnudos y vulnerables, elegimos un traje para lanzarnos a los desafíos que la vida pondrá a nuestro paso.

Es lo que llamamos Personalidad o Ego. Tras ella se esconden nuestros deseos y miedos más profundos, lo que nos hace avanzar y lo que nos paraliza, las estrategias defensivas que actúan como un piloto automático la mayor parte de nuestra vida, la visión general del mundo y cómo eso nos condiciona.

El Eneagrama nos ofrece un completísimo mapa de los 9 tipos de personalidad que existen, las gafas con las que cada uno ve el mundo.

Conociendo nuestro eneatipo (tipo de personalidad) y el de las personas con las que nos relacionamos, descubrimos las motivaciones profundas, porque pensamos como pensamos y actuamos como actuamos, descubrimos nuestras auténticas necesidades y las de los demás.

Nos ponemos en los zapatos del otro, sí, pero lo más importante es que lo hacemos con sus callos, con sus juanetes, con su pisada y entonces sí, podemos entenderles y nuestras relaciones dan un giro radical.

El Eneagrama, además, lejos de encasillarnos, nos ofrece dinámicas de cambio, de crecimiento personal, de modo que la Personalidad deje de ser una coraza que la mayoría de las veces nos aprisiona, para convertirse en el trampolín que nos lance a la conexión con nuestra verdadera esencia y la de los demás.

CONFERENCIA GRATUITA VIERNES 15 DE JUNIO, 19:30 h

  • Comprender de qué manera se activa nuestra Personalidad/ Ego y entender que somos mucho más que eso. “Lo esencial es invisible a los ojos”
  • Conocer las implicaciones y limitaciones que tiene en nuestra vida y en nuestras relaciones identificarnos con esa Personalidad
  • Descubrir cuál es nuestro eneatipo y que otros eneatipos nos influyen
  • Conocer a grandes rasgos los 9 tipos básicos de Personalidad.

CURSO INICIACIÓN Sábado 16 de junio de 10/14 y de 16/20. Domingo de 10/14

Programa:

  • ¿Qué instinto tira de nosotros? (Subtipos)
  • ¿ Pienso, Siento o Hago? (Triadas)
  • Descripción exhaustiva del COMPORTAMIENTO de los 27 subtipos.
  • Preidentificación de nuestro tipo de Personalidad
  • Visión, Misión, Rol, Creencias y valores, Estrategias, Capacidades, Retos, Comportamientos e Interacción con el Entorno de cada Eneatipo cuando actúa desde la Personalidad. (Pirámide de Niveles Lógicos de los Eneatipos)
  • Cómo mejoran todos esos ámbitos cuando actuamos desde la Esencia de cada Eneatipo (Pirámide de los Niveles Lógicos desde la Esencia)
  • Dinámicas de transformación para cada Eneatipo

Dirigido a :

Todo aquel que quiera transformar su vida y sus relaciones, coach, terapeutas, profesionales de la educación, actores, escritores, coordinadores de grupos de trabajo….

Facilitado por:

Rosa Ruiz Salmerón, formadora, redactora, Coach. Creadora del blog Pharodelogos

Formada en Psicología, Inteligencia Emocional, PNL, Eneagrama, Coaching, Liderazgo….

Más información en pharodelogos@gmail.com

Inversión: 120 Euros. El curso incluye:

  • Material de trabajo durante el curso
  • Dossier ampliado con todo lo trabajado en el curso
  • Tres meses de consultas vía mail con la facilitadora.

Inscripción y Reservas:

Arendel. Calle Hermanos Ibarra, 6 Zaragoza.

Teléfono: 876 700 695/ 697 423 471. arendelzgz@gmail.com